REGULAR LA MENTE Y EL LAMENTO ES LA RAÍZ DE TU CRECIMIENTO

Años antes de la última crisis bastaba con formarse en aspectos puramente técnicos para poder lanzar o relanzar tu vida personal y profesional. Sin embargo, aunque hoy también es necesario formarse técnicamente resulta claramente insuficiente si queremos tener el mismo efecto. Porque, en primer lugar, la formación sin acción posterior alineada no sirve para nada. Es como[…]

5 PEQUEÑOS CAMBIOS CON RESULTADOS A CORTO PLAZO

A menudo pensamos que producir un cambio o mejora en el comportamiento que produzca resultados notables (en cualquier tipo y tamaño de organización), es cuestión de invertir mucho tiempo (algo que no tenemos y no estamos dispuestos a hacer). En este sentido, se utiliza mucho la metáfora del barco que vira unos pocos grados a babor o estribor: “Aparentemente[…]

¡FELIZ 2015! ¿TE ATREVES A PONER RUMBO A TU VIDA?

Este 2015 tenemos otra oportunidad para coger el timón de nuestra vida, definir nuestro rumbo, saber hacia dónde queremos ir y hacia dónde no queremos ir, y ponernos a hacer camino poco a poco. Esto nos proporcionará sentido y dirección a lo que hacemos, facilitando las decisiones que tengamos que ir tomando. ¿Me mantiene esto[…]

CÓMO FOMENTAR LA INICIATIVA DE TUS EQUIPOS: 10 CLAVES

A menudo queremos (y necesitamos) que nuestros colaboradores sean proactivos y que tengan iniciativa personal para “adelantarse” a los problemas, obstáculos o necesidades de la empresa y sus clientes. Pero, ¿facilitamos de manera consciente la construcción de un clima favorable y coherente para la iniciativa personal de nuestros colaboradores? Por ejemplo, si cuando una persona[…]

LA EMPRESA QUE IGNORA LAS EMOCIONES, ¿QUÉ PRECIO PAGA?

A lo largo de mis 25 años de experiencia laboral en empresas del ámbito privado, he encontrado siempre presentes las emociones de forma tangible tanto en equipos directivos como equipos técnicos, administrativos, comerciales, etc. Lo que ocurre es que la presencia de estas emociones no era explícitamente aceptada. Normalmente, sólo se señalaban los comportamientos negativos.[…]