3 COSAS QUE PUEDES “NO HACER” PARA MOTIVAR A TU EQUIPO

29811393813_938a7575c6_k_dEn nuestra sociedad occidental estamos muy empeñados, obcecados y obsesionados con el hacer. Y no solo por el día sino también por la noche.

Cuando nos acostamos solemos decirnos “mañana tengo que ir a tal sitio”, “tengo que llamar a fulanito”, “tengo que decirle dos cositas a este que hoy me ha tocado las narices”, “tengo que enviar tal propuesta”, “tengo que lanzar la nueva campaña de marketing”, etc.

Si somos directivos, gerentes o responsables de equipo, tal vez pensemos también:

Hacer, hacer, hacer. Siempre pensamos en hacer, nunca en dejar de hacer porque social y culturalmente está muy mal visto no hacer cosas.

En general, directivos, gerentes y emprendedores nos quejamos de que cualquier mejora dirigida a nuestro día a día supone incorporar nuevas actividades, poniendo como argumento (excusa) el ya famoso “no tengo tiempo” o también “no tenemos presupuesto”.

Mira por donde hoy te propongo que dejes de hacer cosas que haces hasta ahora y, por lo tanto, vas a ganar tiempo y te va a resultar baratísimo.

O sea, que ya no te puedes quejar de que no tienes tiempo ni dinero para conseguir mejoras.

Si no dejas de hacer nada de lo que propongo, ponte a mirar un rato “hacia adentro” porque la causa está, a buen seguro, dentro de ti, no fuera.

28427024222_37d7bab1fe_b_d

Ahí van las 3 cosas que propongo que evites hacer para mejorar la motivación de tu equipo:

1) El error, bien usado, puede ser fruto de un excelente aprendizaje para la siguiente oportunidad. Además, castigar el error supone castrar la iniciativa de las personas que componen tu equipo.

También es un desgaste de energía para ti y para los demás. Aprovecha esa energía para construir, aprender y promover el aprendizaje positivo y rentable.

Solo cuando el error es reincidente por negligencia hay que plantearse el castigo, aunque también habría que replantearse cómo estoy seleccionando a las personas que quiero que trabajen conmigo.

2) Plantéate qué quieres conseguir con dar feedback negativo en público. Si el único motivo es desahogarte tú emocionalmente, lo más probable es que constituya un potente estímulo para que la persona que lo recibe se cierre y no te escuche. O peor, que lo dejes improductivo para el resto de la jornada.

Si lo que quieres es que ese feedback negativo tenga un componente “pedagógico” será mucho más eficaz hacerlo en privado, en calma, describiendo los hechos, omitiendo opiniones o juicios sobre la persona y buscando soluciones.

3) Llamar por teléfono o enviar whatsap a alguien de tu equipo para comunicar un problema también puede poner en riesgo su productividad.

Si, por ejemplo, tu colaborador estuviese en un cliente realizando un servicio (técnico o comercial) es muy probable que su atención esté más pendiente de la mala noticia que de ayudar al cliente (y éste lo notará).

Así que ya sabes, no todo consiste en hacer y hacer. A veces es mucho más productivo y eficaz no hacer.

¿Serás capaz de dejar de hacer sin poner algún argumento/excusa?

*Si te interesa este tipo de contenidos puedes seguirme en twitter o linkedin

portada-ebook2**Y si no quieres perderte ninguna publicación, suscríbete gratis y consigue este ebook haciendo click en la imagen o aquí.

Imágenes vía imagenesgratis.eu: imagen 1 de Viktor Hanacek; imagen 2 de Greyloch vía foter.com

 

 

 

 

2 comentarios en “3 COSAS QUE PUEDES “NO HACER” PARA MOTIVAR A TU EQUIPO

  • Me parece muy interesante lo que comentas, si pasas mucho tiempo a cargo de las personas y olvidas que estas trabajando con el mejor equipo , puede ser que te desensibilices.
    Y quieras de repente regresar a los antiguos métodos.
    Así que lo mejor es respirar, analizar y tener una charla con tu colaborador en tu oficina o inclusive fuera del espacio laboral para que se sienta con toda la libertad de expresar sus ideas.

    • Muchas gracias por dejar tu comentario, Socorro. Sí, como dices, es posible que el ajetreado día a día te vaya impidiendo dejar a un lado la comunicación no técnica con tu equipo creyendo que no es importante, pero está sobradamente demostrado que es tan importante como el aspecto técnico. Me parece muy interesante la idea que aportas de crear espacios de comunicación incluso fuera del espacio laboral. Un saludo y bienvenida a esta casa-blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *